The White House, President George W. Bush Click to print this document

Para su publicación inmediata
Oficina del Secretario de Prensa
13 de enero de 2009

Declaraciones del Presidente
Mensaje al Pueblo Cubano

Mientras gran parte del mundo celebra el inicio de un nuevo año, Cuba conmemora 50 años de una de las dictaduras más crueles que ha presenciado este hemisferio.

Para quienes añoran la libertad, no todo está perdido. El mundo ha sido testigo de otros casos de dictadura, pero a fin de cuentas, esos regímenes cayeron y los países antes esclavizados gozaron de su derecho natural a la libertad. Algún día, el pueblo cubano disfrutará de ese mismo don.

Este mensaje de esperanza está dirigido especialmente a quienes han clamado por la libertad, sólo para ser silenciados por la tiranía y la opresión, personas como Oscar Elías Biscet, Luis Enrique Ferrer, Ricardo González, José Luis García Paneque y muchos otros. También está dirigido a los familiares de esos prisioneros, que extrañan terriblemente a sus seres queridos y continúan sufriendo opresión a manos del régimen. El pueblo estadounidense admira la valentía de estas familias y el emergente movimiento en la sociedad civil, reflejado en la existencia de grupos como las Damas de Blanco, que defienden los derechos humanos fundamentales otorgados por nuestro Creador.

Mientras haya personas que luchan por la libertad, Estados Unidos las respaldará y hablará fuerte y claro por esas voces que han sido temporalmente silenciadas. Todos los cubanos tienen el derecho a ser tratados con dignidad para que puedan alcanzar el máximo nivel que merecen sus esfuerzos y talento. Éste es el estándar que mi gobierno y el de gobiernos anteriores –independientemente de afiliación política– han esperado del gobierno cubano como condición para mejorar las relaciones.

Mi gobierno ha desafiado continuamente al gobierno cubano para que realice verdaderos cambios políticos y económicos, y respete los derechos humanos. Además, ha dejado en claro que Estados Unidos está listo para responder a cualquier solicitud de asistencia de una Cuba que realice la transición a la democracia. La respuesta del régimen de Castro a nuestras ofertas ha sido la represión continua del pueblo cubano.

Durante toda mi presidencia, siempre he estado pendiente de la difícil situación en Cuba. Mi sincero deseo es que el orgulloso pueblo cubano tome el lugar que le corresponde en la comunidad de países democráticos y amantes de la libertad.

Laura y yo les enviamos a nuestros hermanos y hermanas cubanos un mensaje de paz y amor. Que Dios los bendiga y continúe dándoles valentía y fe para luchar por el día en que la luz de la libertad brille sobre el pueblo cubano.

# # #


Return to this article at:
/news/releases/2009/01/20090113-3.es.html

Click to print this document